Naturalmente, a los niños pequeños no les gusta acudir con un dentista, por lo que es importante cambiar esta mentalidad a través de la enseñanza de buenos hábitos de higiene bucal, con tal de que ellos mismos cuiden su salud bucal y conozcan la importancia de la ayuda de un especialista.

Lo más importante es enseñar el correcto cepillado de los dientes, el cual debe ser por lo menos dos veces al día, pero esencialmente debe ser después de cada comida. Tu dentista de confianza puede mostrarte las técnicas.

Para lograr que se interesen por cepillar los dientes, puedes hacerlo junto a ellos y hacerlo de una forma divertida, como componer una canción, bailar al mismo ritmo que se usa el cepillo y hasta usar artículos de sus personajes favoritos.

Es importante no permitir que coman dulces en excesos o sus dientes se dañarán; mejor, ofréceles galletas caseras, pasas y nueces, con el objetivo de enseñarles que el azúcar puede ser muy dañina para la salud dental.

Debes enseñarles que el cepillo dental se remplaza cada tres meses, para evitar daños en sus encías y que la limpieza se haga de la forma correcta. Como ya lo mencionamos, pueden utilizar productos de sus personajes favoritos para que lo encuentren más atractivo.

Por último, los niños deben ver que tú mismo llevas una higiene dental adecuada, con cepillado tres veces al día y visitas al dentista, porque la imitación es una parte importante en la conducta de los pequeños.

Contáctanos. Diente Feliz es un consultorio dental con más de 12 años de experiencia cuidando la salud bucal en Zitácuaro, contamos con profesionales en diferentes especialidades en el ramo odontológico.